El Hijo Pródigo presenta un torrontés que deja con las ganas

Los aromas cítricos y florales son la carta de presentación de Pródigo Torrontés Selección de Mendoza 2013, un blanco que despierta ilusiones en nariz pero que en boca nos deja con las ganas. No es que haya nada para criticar, no hay defectos; es que es un vino prolijo pero no mucho más, le falta algo que sorprenda, que cumpla con las expectativas generadas por sus aromas.
A su favor, lo que se puede decir es que en un día de calor, con hielo, se toma como agua. Y se disfruta, claro.
Proveniente de uvas cultivadas en el Valle de Uco, a 1.100 metros sobre el nivel del mar, el torrontés de El Hijo Pródigo Winery es quizás el más flojo de la línea, que cuenta con tintos mucho más expresivos y destacables.
Su precio es de 72,50 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario