Entre cócteles y vinos: lecturas de verano

Lecturas veraniegas, ¡qué mejores que las recrean mundos refrescantes y placenteros! Esa fue la propuestas de la nota que escribí para el suplemento Sábado del diario La Nación, y que fue publicada el sábado último. A continuación una versión raw (sin editar) de la nota:

Las vacaciones son ese momento esperado para echar mano a todos los libros que fuimos acumulando durante el año a la espera de disponer de tiempo libre y sin interrupciones. Claro que en las vísperas de las vacaciones las librerías se llenan de libros nuevos, y muchos de ellos ofrecen excelentes razones para seguir manteniendo en gateras las selecciones previas. Para los amantes de los vinos y los cócteles, y para aquellos que quieren introducirse en los placenteros mundos que esas bebidas evocan, hay varios títulos recién llegados que se merecen un lugar en nuestro tiempo de ocio.
Uno de ellos es Cocteles en el camino. Crónica íntima de un viaje por ciudades, bares y barras, que recopila las crónicas de viajes del periodista Martín Auzmendi a través de 27 pueblos y ciudades, entre las que se cuentan Rosario y Chivilcoy, Moscú y Nueva Orleans, Cusco y Rio de Janeiro. “Hace algo más de tres años comencé a llevar un diario de viaje, textos muchos de ellos que fui compartiendo en Facebook –cuenta Martín–. En todos mis viajes visito bares, barras y mercados, o preparo cócteles buscando bebidas o ingredientes locales. El libro fue naciendo de esos diarios.”
Ni una guía ni una obra de ficción, aclara el autor, Cócteles en el camino incluye 78 cócteles (con sus respectivas recetas) recopilados durante sus viajes, e incluso un relato de Rodolfo San, prócer de la coctelería argentina, en que aborda su historia y la de la coctelería de los años 40 y 50. El libro se encuentra a la venta en librerías, pero también en un puñado de selectos bares porteños (Florería Atlántico, 878, Verne Cocktail Club, Bernata, entre otros), en los cuales la compra del libro incluye la posibilidad de degustar en la barra uno de los tragos del bar en cuestión incluidos en el libro.
Para los amantes del vermouth, una buena lectura de verano es Cinzano. Un manual para la hora del aperitivo, editado por la misma firma que produce esa más que centenaria bebida, y que recorre su historia, en particular aquella parte que se inicia en 1925 con el inicio de su producción en la Argentina. Principalmente a través de fotos, afiches y publicidades, pero también de buenos textos, el manual relata el vínculo que aún hoy une al aperitivo con la vida cotidiana de los argentinos.
El libro concluye con la sección “Recetas”, en las que se alternan aquellas para preparar tragos –creados por el bartender Sebastián García– y platos, tapas y picadas –obra de los chefs Leandro “Lele” Cristóbal y Alfredo Tourn– pensadas para acompañar los tragos obviamente en base a Cinzano. El manual se encuentra a la venta en vinotecas y casas de regalos.

Hablemos de vinos
Una amable y entretenida introducción al mundo del vino, o como explican el periodista y crítico de cine Eduardo Antín (“Quintín”) y el sommelier Andrés Rosberg, autores de Más allá del Malbec. Conversaciones sobre vino sin dogmas: “la idea fue producir un libro distinto, pero que reúna la información necesaria para que el lector se sienta cómodo, no intimidado, cuando lee o escucha hablar de vinos”.
De ahí la didáctica estructura del libro, en el que Quintín pregunta desde el lugar de quien quiere aprender más sobre el mundo del vino, mientras que Andrés responde desde el lugar de conocimiento que le confiere, entre otras cosas, ser el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers. La estructura pregunta/respuesta es el resultado genuino del proceso creativo del libro, redactado a partir de una conversión de varios meses a través de internet.
Lo que el lector agradecerá es que se trata de una charla inteligente, que evita las preguntas obvias y las respuestas de manual, y en la que ambos interlocutores ponen en juego no sólo el conocimiento sino un genuino interés sobre el vino y sobre la cultura que asienta sobre la bebida nacional argentina.
Por último, para los que estén buscando una guía para elegir vinos y conocer un poco más el casi inabarcable mundo de sus etiquetas que hoy se producen en la Argentina, existen dos buenas opciones. Una de ellas es la edición 2014 de Los buenos vinos argentinos, escrita por la periodista especializada en vinos y gastronomía Elisabeth Checa, con la colaboración de los sommeliers Paz Levinson y Rodrigo Calderón.
Pensada como una herramienta de compra capaz de evitar que el lector se maree en las góndolas de los supermercados y las vinotecas, es el resultado de la evaluación de más de 500 vinos, espumantes y aceites de oliva, de los cuales la guía ofrece la selección de los 270 más agraciados. La edición 2014 de Los buenos vinos argentinos coincide con la noticia de que la edición 2013 acaba de recibir el premio Best New World Wines Book en los Gourmand Wine Books Awards 2013, certamen que reconoce la produción editorial gastronómica.
Dirigido quizás para un lector más entrenado en la lectura de las fichas técnicas de los vinos, Descorchados 2014: guía de vinos de la Argentina, ha sido escrita por el periodista chileno especializado en vinos Patricio Tapia. La guía ofrece un puntaje asignado por Tapia según la escala Parker de 100 puntos, así como también las fichas técnicas de las 150 bodegas argentinas cuyos vinos han sido evaluados para su elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario