5 nuevos vinos para tener en la mira

(Publiqué esta nota en la sección Vida & Ocio del diario La Nación)

     2017 empezó con nuevas etiquetas para los consumidores ávidos de novedades. Vale la pena tomar nota de las que aquí abajo se consignan por varias razones: a) los vinos están buenísimos; b) hay para todos los bolsillos; c) cubren distintas situaciones de consumo (desde un aperitivo al costado de la pileta hasta una cena de etiqueta); y d) va de nuevo, no defraudan, devuelven en la copa cada peso invertido. Una aclaración es que se trata de vinos que se consiguen en vinotecas y restaurantes, no en supermercados.

Very Blanc 2016, Bodega Toneles
No es fácil encontrar blancos que reúnan tres requisitos: barato, alta calidad y la ausencia de el maquillaje que tapa el terruño. Este corte de chardonnay/sauvignon blanc (75% y 25%, respectivamente) de Valle de Uco, Mendoza, reúne esas tres cualidades. Es un blanco fresco y vertical, un comodín que va tan bien como aperitivo como en una comida. Precio: 150 pesos

El Cruce de los Andes 2015, Bodega Zuccardi
Zuccardi rinde homenaje al bicentenario del cruce de los Andes con un vino de texturas, que combina la fruta del malbec con el mentolado del cabernet franc. Levemente salino, de taninos finos y suaves, deja esa sensación a tiza en el medio de la lengua. Y viene con un plus: su contraetiqueta desplegable trae un código para descargar en Internet el nuevo libro de Felipe Pigna: El Cruce. Precio: 430 pesos.

Escorihuela Gascón Gran Reserva Chardonnay 2015, Escorihuela Gascón
Una acidez refrescante pero medida, un buen volumen en boca y deliciosos aromas y sabores a flores blancas, lima y frutas tropicales hacen de este nuevo chardonnay un blanco para tener en cuenta a la hora de sentarse a la mesa. Gastronómico a todas luces, apto para clásicos y modernos, es una versión más accesible de su hermano mayor el Pequeñas Producciones de Escorihuela. Precio: 370 pesos.

Trivento Golden Reserve Black Series Pinot Noir 2013, Bodega Trivento
Trivento sumará pronto un pinot noir que viene a hacer un poco de (buen) ruido en su sobria línea Golden Reserve. Ya su color violáceo brillante denota que no se trata de un pinot de los que solemos beber por estos pagos: con la fruta como eje, la frutilla (y en segundo plano la frambuesa) domina la nariz y la boca, y se completa con una acidez vibrante. Precio: 380 pesos.

Durigutti Clásico Viognier 2016, Familia Durigutti
Un buen consejo es no dejar escapar lo que queda de este verano sin probar este refrescante viognier de los hermanos Durigutti: amarillo con reflejos verdes, aromas de jazmín del aire y durazno amarillo; en boca reitera el durazno y un final a pomelo rosado. Precio: 220 pesos.

La nota original publicada en La Nación se encuentra en el siguiente link: http://www.lanacion.com.ar/1985571-5-nuevos-vinos-para-tener-en-la-mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario