Con un blend Zuccardi rinde homenaje al bicentenario del cruce de los Andes


     “Enternece y conmueve pensar en aquellos hombres mal vestidos, mal montados, mal alimentados, pero con todo lo demás muy bien provistos como para encarar semejante hazaña. Y delante de ellos, un hombre que no dormía pensando en complicarle la vida al enemigo y hacer justicia con la memoria de los que lo habían intentado antes que él”.
      El hombre es el general José de San Martín, la hazaña es el cruce de los Andes del cual se cumple este año el bicentenario y las palabras entrecomilladas se encuentran en la contraetiqueta de El Cruce de los Andes, un corte de malbec-cabernet franc con el que Bodega Zuccardi le rinde homenaje.
     La edición limitada de 20.000 botellas toma uvas del Paraje Altamira, en el Valle de Uco (Mendoza). Tras una fermentación en vasijas de concreto con levaduras nativas, parte del vino tuvo una crianza en barricas de roble de 500 litros, la otra parte paso su tiempo en piletas de concreto.
     El Cruce de los Andes 2015 es un tinto de un intenso rojo violáceo, con aromas a ciruela y menta, y un sabor donde la fruta roja del malbec se combina con las especias del cabernet franc. Pero al igual que Concreto, también de Sebastián Zuccardi, este es un vino de texturas: jugoso y levemente salino, posee unos taninos finos y suaves, y deja esa sensación a tiza en el medio de la lengua.
     Comentario aparte merece la contraetiqueta, que se despliega ofreciendo una síntesis de la introducción del libro El Cruce, escrito por el historiador Felipe Pigna y que relata la hazaña protagonizada por San Martín; la contraetiqueta ofrece además un código que permite la descarga del libro a través de Internet.
     Su precio de venta sugerido es de 430 pesos. Sólo se vende en vinotecas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario