Con su nuevo rosado, Andeluna reafirma su apuesta por la frescura

     Quienes son habitués del rosado de Andeluna se sorprenderán con el cambio que propone la nueva añada. Ya desde su color más ténue que en añadas anteriores (lo que no se ve reflejado en la foto que acompaña esta nota, que corresponde a la añada anterior), Andeluna 1300 Malbec Rosé 2017 es una versión más elegante, fresca y bebible de este rosado cuyas uvas son cultivadas en Tupungato (Mendoza), a más de 1300 metros sobre el nivel del mar, como lo indica la etiqueta.
     Fruto de una maceración más corta que en años anteriores, su color coral se acompaña de aromas no sólo frutales (frutilla), sino también levemente herbáceos y cítricos. A ciegas, puede incluso fácilmente confundirse con un vino blanco. Buen cuerpo en boca, buena acidez, resulta mucho más fácilmente bebible que antaño, sin ningún tipo de astrigencias que empañen su paso por el paladar.
     El nuevo perfil del vino no es casual, sino fruto de la búsqueda de su enólogo, Manuel González: "Apuntaba a un rosado piel de cebolla, aunque quedó con un color un poco más intenso", comentó, al tiempo que señaló que se trata de un camino a profundizar en futuras añadas.
     Su precio de venta sugerido es de 245 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario