Ni moderno ni clásico, un gran chardonnay que sorprende

     Ni moderno ni clásico. El nuevo chardonnay de alta gama de Rosell Boher no es mantecoso pero tampoco pone el acento en una acidez filosa. El Casa Boher Gran Chardonnay 2016 se destaca por aromas y sabores terciarios. Pese a ser joven (en edad), su color dorado se acompaña de la presencia de aromas a frutos secos, pera en almibar y orejones que, junto con notas cítricas y florales, se lucen en la copa.
     Elaborado con uvas provientes de la Finca Los Árboles, que la bodega posee en Valle de Uco (Mendoza), sus 12 meses de crianza en barricas de roble americano y francés imprimen un carácter que emparenta a esta chardonnay con los espumantes de la bodega. De importante volumen en boca, es la acidez marcada la que evita que resulte pesado; por el contrario, es ágil y de textura levemente oleosa, no mantecosa.
     "Buscábamos algo que pueda sorprender al consumidor", comentó Alejandro Martínez Rosell, enólogo de la bodega. Y queda claro que el objetivo se cumple con creces.
     Su precio de venta sugerido es de 620 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario