Las Perdices suma un riesling a su línea Exploración

     Viña Las Perdices acaba de lanzar un riesling con el que amplia lo que llama su línea Exploración, en la que la bodega ubicada Agrelo, Mendoza, elabora varietales poco usuales en nuestro medio, recurre a métodos de vinificación no habituales o trabaja en regiones poco visitadas. Su flamante Riesling 2017 llega además con una botella que llama la atención, no solo por su formato flauta sino también por su etiqueta metálica.
     De color amarillo-verdoso pálido, este blanco tiene aromas a manzana roja, pera y flores blancas. De volumen medio y textura mineral, tiene acidez alta y sabor cítrico, acompañado por las notas que se encuentran en nariz, junto con algunas notas. Final delicado, con sabor a miel y un leve amargo.
     “Al elaborar un Riesling, el desafío es exponer las notas de frutas y la acidez refrescante de la variedad. Es por eso que el trabajo en la viña y sus condiciones son tan importantes. El Riesling se hace en el viñedo”, comentó Juan Carlos Muñoz, enólogo de Viña Las Perdices. “Con esta nueva incorporación buscamos impactar y seducir con una delicada presentación, distinguiendo a los blancos de poca producción en el concepto Exploración. La elegancia de la variedad Riesling se refleja desde lo visual: la botella importada de Francia, tipo “flauta”, y su etiqueta que destaca el nombre de la cepa en un medallón rectangular metálico”, agregó.
     Su precio de venta sugerido es de 346 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario